Queremos contarle un poco de nosotros para que al leer estas líneas, tenga la certeza de que del otro lado hay personas como usted. Somos un negocio familiar donde todo se realiza en confianza como seguramente lo hace usted con su familia, ya sea en su hogar o en el ámbito laboral. Hemos nacido y crecido en base al esfuerzo que hacemos diariamente, pero también gracias a las fuertes raíces que nos sostienen y que son la base de todo. Por eso logramos perdurar a través de los años. Porque esa confianza que nos tenemos y conocer la calidad de los autos que vendemos, son cosas que logramos transmitirle a nuestros clientes, y por eso ellos deciden depositar su tranquilidad en nosotros sabiendo que están tratando con una empresa seria, y pueden sentirse como en casa rodeados de una familia sencilla. Durante los más de 40 años que llevamos trabajando en este rubro hemos aprendido mucho del trabajo, de nuestros errores y también de nuestros clientes. Y aún hoy lo seguimos haciendo, porque creemos que la perfección es saber que siempre hay algo más que aprender. Porque sentimos que quien no aprende no evoluciona, y nosotros tratamos de evolucionar todos los días en el trabajo y en la vida. Estamos convencidos de que siempre hay algo más allá que queremos alcanzar, un futuro mejor que demanda más trabajo, más esfuerzo y sacrificio. Y eso es lo que día a día nos hace vivir, seguir adelante y crecer. Eso es lo que nos da confianza, y nos convierte además en buenas personas. Que finalmente, es el principio y el fin de todo. Porque tarde o temprano lo que se construye sobre bases ficticias o débiles, creadas sin la confianza en uno mismo y de los demás, tiende a desaparecer. Es por eso que dependemos de usted y de todos nuestros clientes para seguir creciendo, y no hablamos de dinero sino de trascender en el tiempo, y de que las futuras generaciones que sigan nuestros pasos puedan tener el respaldo de un trabajo bien hecho, y la confianza de personas que nos conocieron y supieron que, más allá de las ventas, en Alpes Automotores hay ante todo un grupo humano, y una familia con sueños y anhelos... como la suya.