Hay muchos puntos importantes a tener en cuenta cuando se va a comprar un automotor usado, tanto de mecánica como carrocería y documentación, y que son decisivos para evitar ser estafados. Ante todo les recomendamos tanto a vendedores como a compradores, que siempre hagan la transferencia del vehículo, ya sea que lo compren a un particular o en una agencia. En esta guía les proporcionamos algunos datos de utilidad para evitar sorpresas desagradables.

Revisión de mecánica.

1- Verificar que el motor no ventee por la tapa de aceite.
2- Verificar que no tire compresión el conducto de la varilla de medición de aceite.
3- No deben escucharse golpeteos de bielas, o de cualquier otro tipo.
4- Probar que la transmisión no tenga zumbidos ni ruidos que parezcan extraños.
5- Verificar la caja de cambios y el embrague, las velocidades deben entrar suaves y la aceleración debe ser proporcional a la velocidad colocada, ya que de lo contrario estaría patinando el embrague.

Revisión de carrocería.
1- Verificar puntas del chasis, nervios y refuerzos de cola.
2- Revisar terminaciones de soldadura de punto (de fábrica) en parantes, techos, zócalos, torres de suspensión y pisos.
3- Constatar que la carrocería en general no tenga picaduras de oxido ni rajaduras severas.

Revisión electrónica.
1- Verificar que los leds de sistemas como airbags, abs, esp, y otros enciendan y apaguen correctamente.
2- Chequear el correcto funcionamiento de: aire acondicionado, calefacción, cristales y espejos eléctricos, regulador de faros, cierre centralizado, sistemas de alarma, etc.
3- En lo posible llevar el vehículo a un scanner para constatar que todos los sistemas eléctricos funcionen correctamente, y que el kilometraje que indica el tablero coincida con el de la computadora.

Documentación y verificaciones.
Exija al vendedor la exhibición del Título y la Cédula y anote:

- Número de dominio (patente).
- Número de Control del Título del Automotor.
- Número de Control de la Cédula de identificación (cédula verde).
- Número de chasis y motor.

Pida un informe de Dominio en el Registro de la radicación. Con este informe usted podrá conocer los datos del titular registral (el que debe firmar la Solicitud Tipo “08” como vendedor), los de su cónyuge (en caso de que fuera casado), los números de control del título y las cédulas vigentes, los datos del automotor así como las afectaciones sobre éste o sobre el titular que debe conocer antes de comprar (embargos, inhibiciones, prendas, etc). Controle que los datos del certificado de dominio coincidan con lo que usted tomó de la cedula verde, esto impedirá que le entreguen informes falsos o revelara la autenticidad o no de la misma cedula.
Verifique el automotor personalmente o por una persona de su confianza (verificación policial) en planta de verificación habilitada, aunque el vendedor le ofrezca realizarla él o entregarle una verificación ya realizada. Esto impedirá que le entreguen verificaciones falsas y eliminara la posibilidad de que el auto sea mellizo, ya que si así fuese el automóvil quedaría secuestrado en la planta verificadora.

Al concretar la operación le deberán entregar:

- Título del Automotor.
- Cédula verde de identificación y cedulas azules si tuviese.
- Solicitud Tipo “08” firmada por la persona que según el Informe es el titular registral, por su cónyuge o por el segundo titular  (condominio) si correspondiere, y con las firmas certificadas por el registro del automotor pertinente.
- Libre de deudas de patentes e infracciones de tránsito (formulario 13I).
- Formulario CETA de AFIP.
- Grabado de autopartes, en caso de estar radicado en CABA.

Si bien hay otros puntos que pueden tenerse en cuenta al comprar un vehículo, los que indicamos arriba son los esenciales que usted debe conocer y poner en práctica para realizar una operación exitosa. De todas maneras le aconsejamos que, antes de cerrar definitivamente la compra, consulte tanto a su gestor mandatario como a su mecánico de confianza para que efectúen las revisiones necesarias de la documentación y del propio vehículo de manera que usted pueda evitarse cualquier tipo de disgusto en el futuro.